Seguidores

13.9.10

Día 1: Aceptación.


Hoy,el tiempo acompaña la decisión que he tomado.
Aún hace frío. A las ocho de la mañana dejé de conciliar con los restos del sueño que me quedaba y me he despertado. Quizás siento nervios. No podría asegurarlo.
Luego de levantarme despacio no pude tomar ni comer nada. Quizás tengo miedo. No podría negarlo.
Miro por la ventana y llueve. Sí, como era de esperar afuera nos atormenta un día lluvioso y frío. Una pincelada de recuerdos para mi mente, una señal de que hay colores que bien podrían ser una exclusividad mía. El cielo es un manto gris amenazante que pelea con matices de negro en un juego sin condiciones. Ambos me agradan. Ambos combinan hoy conmigo.
Todavia tus palabras resuenan en mis oídos y me lastiman como si de una daga se tratase

- Tenemos que dejarnos de hablar por un tiempo, por unos días. Necesitas pensar. - Me dijiste con un hilo de voz débil que delataba tu estado de ánimo.

Se que tengo que hacerlo, y también soy consiente de que lo necesito. Intento convencerme a mi misma y al mismo tiempo me suena completamente ridículo.
Pude haber hablado en el momento preciso en que las palabras se ahogaban en una garganta rebelde, o haberme callado cuando el silencio me remordía la conciencia, y tampoco lo hice.
Creía que el momento para hacer o decir algo debería aparecer solo y dejé de lado la posibilidad de buscarlo.
Asentí, sentía que no podía negarte nada.
No tengo en mente pensar, la tristeza me absorbe cuando intento hacerlo. Sólo voy a dejarte seguir con tu vida, me voy a alejar, te voy a dejar de hablar. Por un tiempo.. no me creo capaz de decir para siempre cuando de soltarte se trata.

2 comentarios:

  1. me gusta como escribes. Te sigo.
    Un abrazo.
    P.D. necesitaré unos días para ponerme al día con tantas entradas paro ya te iré dejando comentarios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. !Cielos!, es triste sentirse así, una vez me paso algo parecido & recuerdo que me sentía exactamente como tu mencionabas que te sentías, para mi, eran un montón de emociones, que se transformaban en algo agridulce. Ahora, cuando miro hacia el pasado, me doy cuenta de que debía vivir todas esas emociones encontradas, se que gracias a ellas, estoy mucho mas preparada para lo que me provee mi futuro. Espero que para ti en el futuro, cuando mires el pasado, lo veas de una manera que a ti te sea provechosa. A mi igual me gusto tu blog & como votas las palabras así sin mas, me parece algo admirable. Cdte un montón, estamos en contacto ;)

    ResponderEliminar