Seguidores

2.9.10



Una tarde lluviosa, húmeda y nostálgica invade mi mente. El agua cae sin culpas, moja el vidrio difuminado y lentamente cae sin poder detenerse, como si una fuerza mayor la empujara y ésta no tuviera más remedio que ceder. La tarde aulla en un silencio macabro y yo temo asociarme con su murmullo desprevenido y desbordado.
Aún siento que todo tenía que ser de esa manera, y que por más que volviera a intentarlo, finalmente nada de lo que sucedió hubiera podido cambiar.
Todavía recuerdo la hora que marcó nuestro último momento de paz, antes de que la gente comprendiera lo que pasaba e inundaran de figuras aquella habitación. Todavía creo que las agujas saben lo que es un tic tac, y que solo permanecen en silencio para acompañarme a mi y que ya nunca más sienta que te extraño así. Aún me mantengo adormecida y escucho tu voz, alegando demencia para no tener que dejarte ir. Aún me siento en la cama fría y creo que estás por venir, pero lo único que retengo son los recuerdos que tantos meses escondí…
Las gotas atraviesan el cristal y el vapor las ayuda, hace que se reflejen con más nitidez de la que las caracteriza y acentúa sus contornos imborrables. El líquido resbala cada vez con más fuerza y con una agilidad desconocida que amenaza con rasguñar la superficie del suelo. El silencio se mezcla con la nostalgia y ambos se resguardan de cualquier sentimiento.
Recuerdo aquella tarde en la que, paradas en el mismo ventanal, nos reiamos y me encandilabas con tu mirada mientras la calidez del sol golpeaba nuestros rostros. Te recuerdo hermosa, feliz, llena de paz. Recuerdo que no teniamos preocupaciones y escondernos era algo absurdo para nosotras, como tampoco logro olvidar cuando nuestras horas a solas no estaban contadas y nadie amenzaba con separarnos.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu Blog, encanto. Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  2. Muy buen texto, siento que el tema divaga un poco y más que cuento para reflexión.










    Pero encontré muchas cosas muy bellas, unas lindas imagenes, tal vez trabajando más la narrativa y la emoción te ayudarian.










    Ya te había leido, me gustó la primera vez y la segunda igualmente.












    [Por cierto, soy Mosca, el del blog de: www.soymarialaiguana.blogspot.com Por ciertas razones perdí mi cuenta y tuve que empezar otra. Pero aquí estamos y seguimos]












    Saludos, siga escriebiendo, seguiremos leyendo.










    Mosca

    ResponderEliminar