Seguidores

21.10.10

Amor verdadero.


Fue tan simple como sentarnos en el patio a mirar las estrellas. Fue un pequeño momento donde todo surgió inesperadamente y donde nada fue escrito, tan solo lo sentimos. Y ahora mis manos, lo transcriben fielmente.
Días enteros preguntándome el porque de mis preguntas, el color de mis mañanas y las causas de tantas confusiones ilusas. Mucho tiempo llevo queriendo entenderme para así poder descifrar que es lo que quiero y una oscuridad conocida dibujó delante de mi, todas y cada una de las respuestas.
El humo de mi cigarrillo me empañaba la vista pero aún asi, podia ver con claridad. Estaba al lado mio, mirandome igual que antes, de la misma manera absolutamente hermosa e inexplicable que me miraba hace un tiempo atrás, cuando nada habia pasado... No encuentro momento más simple y hermoso que ese, vos y yo juntas y tranquilas, sin nada que importe más que nosotras dos, con una noche completamente hermosa y estrellada ante nuestros ojos y tu mirada enamorada observandome sin intentos de ocultar tus sentimientos.
De ese sencillo momento derivó el resto. Restos de palabras silenciadas por el miedo y restos de sentimientos que por un momento, pensamos que se evaporarían. Restos de un amor tan profundo como verdadero. Restos de mi vida y restos de la tuya, ahora más fuertes que nunca. Dos almas agarradas de la mano prometiendo no soltarse jamás.
Ese fue un momento clave para mi conciencia, tuve que aceptar lo que hace tiempo venia negandome a mi misma, tuve que reconocerle a mi interior que todo eso que creía que sentia era absolutamente cierto, que esas palabras que siempre estaban por escaparse como escabullendose dentro de mi no eran más que la expresión que mi corazón utilizaba para intentar describir lo que mi alma sentía.
Un miedo inesperado recorrió todo mi ser, mis sentidos se debilitaron y por fin mi corazón aceptó la realidad más sincera e ignorada por mi. Sí, por fin ignoré mis miedos y me permití sentir, sentir de verdad; sentir esa constante adrenalina inexplicable que contiene mi cuerpo cuando estas conmigo, esa seguridad insegura que siento al tenerte en mi vida, la incertidumbre de no conocer el destino y la felicidad de poder soñarlo y construirlo a mi manera.
Cierro mis ojos para escucharte, y es un reflejo involuntario. Solo que así, siento mejor cada una de tus palabras, dejo que tus sentimientos me toquen y acaricien a los mios, respiro despacio para así medir el aire que compartimos, aún sabiendo que no es distinto. Alcanzo el cielo en una caricia y bebo todos mis sueños con una mirada. Conozco el amor en un parpadeo y saboreo la calma en una pequeña sonrisa..
Estoy enamorada. Sí, lo estoy y me animo a decirlo, me animo a gritarlo y me animo a sentirlo. Estoy enamorada y me animo a vivirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario