Seguidores

8.8.12

Desahogo.

.

Aveces me siento tan sola, siento que el mundo se derrumba y no se como actuar, no se como seguir. Siento que no tengo la solución a los problemas y eso me destruye día a día. Hasta creo que deje de tener la capacidad de describir lo que siento, de expresarlo, de trasmitirlo. Me desespera.
Ya deje de creer que la vida podía ser perfecta, deje de soñar con un mundo de rosas que jamas existió, ni va a existir, caí en la cruda realidad y vi la crueldad que tiene la gente, la vida misma. Sentí en carne propia lo que es el dolor y  llore hasta ahogarme en un mar de desolación.
Hoy en día no se adonde estoy, no se quien soy ni que hago acá, en este maldito mundo lleno de dificultades.
Amaría volver a ser chiquita, que mi mayor preocupación sea convencer a mi mamá de que me compre un juguete nuevo y la felicidad sea solo faltar al colegio un día de lluvia. Quiero volver a tener a mi familia unida y sentir que jamas se van a ir de ahí, de mi lado, que jamas me van a dejar sola, que nada ni nadie nos puede separar, porque por dios! es imposible, es mi familia.
Sueño con volver a tener un abrazo sincero de mi mamá, sueño con ser el orgullo de mi papá y con saborear la felicidad nata de mi abuelo. Odio ver el dolor en el rostro de cada uno de ellos, odio que quizá, yo sea la que se los provoca. Siento que la vida se me va de las manos y no se como sostenerla, simplemente se me escapa.
Hace tiempo ya no me divierto, ya no sonrio de absoluta felicidad ni me siento plena. Simplemente vivo porque tengo que vivir, y sonrio porque mi cuerpo aveces me lo pide.
Ya no soy yo, me convertí solo en los desechos de las pruebas de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario